Alcalde “devuelve” a un bebé a su madre adoptiva y sienta precedente con despido de funcionarios municipales

0
3

Un caso que conmovió a la población en general, terminó con final feliz. Un niño con tan solo un año y 3 meses de edad fue arrebatado de los brazos de sus padres, por funcionarias de la Defensoría de la niñez y adolescencia, quienes actuaron vulnerando la norma y el proceso debido, esta acción irregular fue solucionada por el alcalde, Johnny Torres, quien al tomar conocimiento de este hecho de manera personal, realizó todas las acciones correspondientes logrando que el menor vuelva a estar en brazos de su madre y de toda su familia.

En la víspera dos funcionarias de la defensoría llegaron hasta el hogar del menor, quien fue adoptado por Jessica y Johnatan pareja que decidió acoger al niño, y sacaron al niño del lugar para trasladarlo hasta un hogar municipal, esto bajo el argumento que hubo la omisión de un requisito en el proceso de adopción.

Los padres del menor afligidos por la situación, movilizaron a sus familiares e instalaron una protesta en oficinas de la Defensoría de la niñez, donde exigieron la restitución del menor a su hogar las principales autoridades de la Defensoría de la niñez y de la Secretaria de la mujer, familia y poblaciones vulnerables reconocieron que los funcionarios que son de la anterior gestión de dicha dependencia actuaron por su cuenta vulnerando la norma.

Al tomar conocimiento de esta situación el alcalde Torres, se trasladó hasta dependencias de la Defensoría de la niñez y adolescencia y tras reunirse con la madre y los familiares del niño, ordeno la restitución inmediata de menor para que sea entregado a sus padres y a la vez dio la orden para que se despida a los dos funcionarias que vulneraron la norma, calificando este accionar como “abuso de poder y autoridad”.

“Sacar a ese niño de su madre es cruel, tiene un año y cuatro meses, él no entiende de procesos legales, eso es atentar contra los derechos del niño, aquí ha habido un abuso de autoridad y eso está mal, nosotros estamos para proteger a las personas, no para agredirlas”, dijo Torres a tiempo de ordenar el despido de las funcionarias.

Tras 40 minutos de espera finalmente Gael como toda su familia lo llama, se reunió con su madre, en medio de lágrimas, sonrisas y aplausos el gesto de felicidad del menor, conmovió a todos los presentes incluido el Alcalde, quien entregó un certificado mediante el cual el municipio se disculpa con la familia del menor por los problemas ocasionados.

“Reparamos una injusticia muy grande, lamentablemente son funcionarias de la anterior gestión, pero ya se ordenó su despido inmediato, porque no se puede hacer este tipo de acciones, si a mí me sacaran a un hijo de mis brazos representaría la muerte, entonces las personas que trabajen en esta área deben ser profesionales altamente sensibles”, declaró Torres quien evidentemente molesto advirtió que en su gestión no permitirá actos de corrupción ni acciones similares.

Finalmente la madre del menor quien no pudo contener su llanto, agradeció el accionar del alcalde Torres, mientras el niño era recibido por sus familiares, quienes también agradecieron las gestiones realizadas por la máxima autoridad municipal quien tras haber reunidos a Gael con su familia se retiró del lugar en medio de aplausos y muestras de agradecimiento.

“Yo le agradezco al Alcalde por demostrar que es un verdadero ser humano, por devolverme a mi niño a quien lo crie desde los 6 meses de nacido, el pasar una noche sin saber de mi hijo fue lo peor, porque no sabía que estaba haciendo mi niño sin nosotros, gente que a la fuerza me lo arrebató, ahora por fin dormiré tranquila con mi bebe”, expresó entre lágrimas Jessica Ortiz.