Castrillo: «La política petrolera del Gobierno es un fracaso»

0
130

El secretario de Hidrocarburos de la Gobernación, Freddy Castrillo, cuestionó duramente la política nacional en materia hidrocarburífera que ejecuta el Gobierno, recalcó que en 12 años no se descubrió ni un pozo petrolero nuevo, menos un megacampo, lo que pone en peligro la condición de Bolivia como un productor y exportador confiable de gas natural.

La preocupación expresada por Castrilo, radica en que Bolivia obtiene la mayor cantidad de sus ingresos económicos por la venta de gas natural a Brasil y Argentina, siendo que este recursos de exportación sale de campos petroleros ubicados en la Región Autónoma del Gran Chaco, que son los mismos desde hace 20 años, aquellos que dejaron los anteriores gobiernos al de Evo Morales.

En este contexto, señaló que campos petroleros como San Albertp, Margarita, Sábalo, San Antonio y otros fueron hasta sobreexplotados para cumplir con las cuotas de exportación a Brasil y Argentina.

«Pero lo preocupante es que desde 2016 la mayoría de los campos hidrocarburíferos de Bolivia comenzaron a declinar en su producción y el Gobierno ahora se ve en problemas», sostuvo Castrillo.

El problema, dijo Castrillo, es que como en toda actividad, más aún con una riqueza no renovable, lo importante es reponer lo que se consume y en este caso no ha ocurrido.

«En casi 13 años, este gobierno no ha descubierto ni un solo pozo petrolero nuevo, entonces no hay cómo reponer el gas que se consumió para la exportación además del consumo interno», aseveró Castrillo.

Acotó que solo ahora cuando los campos declinan su producción y el panorama no es alentador, “el Gobierno recién se da cuenta que la exploración es importante, pero su política fracasó», dijo Castrillo.

 

BRASIL Y ARGENTINA NO CONFÍAN

Castrillo  dijo que un efecto negativo de la fracasada política guberbamental es la desconfianza generada en Brasil y Argentina en torno a las reservas reales de gas natural que tiene Bolivia, que puedan garantizar futuras ventas.

«Hace unas semanas, el Gobierno presentó un informe de una consultora canadiense que certificó las reservas de gas de Bolivia en 10,7 TCFs, pero nadie tiene confianza en este informe», manifestó Castrillo.

Acotó que el Ministerio de Hidrocarburos ni Yacimientos Petroleros Fiscales Bolivianos (YPFB), dan explicaciones claras respecto a las reservas petroleras y la política hidrocarburífera gubernamental. «Parece que todo lo tienen guardado bajo siete llaves», reclamó.

Deja un comentario