Familiares del padre Calderón agradecen a médicos tarijeños por cuidar de su salud

0
28

Bertha Licona, mamá del paciente cero con coronavirus en Tarija, a través de una carta dirigida al gobernador de Tarija, Adrián Oliva, agradeció a todo el personal médico que ha cuidado de la salud del religioso, Juan Carlos Calderón.
“Es muy grato dirigirme a usted para hacerle llegar a nombre de mis hijos, nietos y bisnietos, nuestro sincero Reconocimiento y Agradecimiento a TODO el PERSONAL MÉDICO, por el cuidado en la atención que le dan a mi hijo, Rev. Padre Juan Carlos Calderón Licona, ya que hemos pasado por momentos muy difíciles cuando supimos que padece de la enfermedad COVID-19, causando aflicción en la familia al saber que estaba en peligro y no poder asistirlo”, refiere la misiva.
Continúa, “Hoy tenemos la alegría de saber que ha superado la etapa más crítica de su recuperación. Y toda esta experiencia se hace confiable cuando se siente acompañado de profesionales que con esmero y dedicación transmiten seguridad, serenidad y especialmente humanidad. Estamos totalmente agradecidos con todos ustedes”.
Cabe mencionar, que el padre Calderón, fue diagnosticado como el primer paciente con coronavirus en Tarija en fecha 30 de marzo, estuvo en terapia intensiva bajo el cuidado de profesionales médicos, y la semana pasada tras una notoria mejora en su salud ha sido trasladado a una sala de terapia intermedia, para que, en los siguientes días, de acuerdo a la evolución de su salud pueda ser dado de alta.
“Deseo haga extensiva mis palabras a ese Ejército de Ángeles de mandiles blancos como son nuestros Médicos, Licenciadas en Enfermería, Auxiliares, Profesionales en laboratorio y trabajadores manuales de su INSTITUCIÓN y el HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS, que cumplen la misión de prevenir, curar y derivar adecuadamente, mostrando su profunda vocación humanista comprometidos con la ética de trabajar por el prójimo. Merecen no solo muestras de ánimo, sino aplausos en este momento difícil para el mundo entero. Dios bendiga y proteja a todos y cada uno de ustedes y sus preciadas familias”, finaliza la carta con la firma de Bertha Licona viuda de Calderón madre del paciente.

Deja un comentario