Gobernación solicitó el 7 de septiembre al Ministerio de Salud la recontratación de personal para salas COVID-19

0
1

La Secretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación de Tarija, María Lourdes Vaca, confirmó que el gobernador Oscar Montes envió una carta oficial, el 7 de septiembre, al Ministro de Salud, Jeyson Auza, para que priorice la recontratación de personal y garantizar la continuidad en la atención de los pacientes internados en las salas COVID-19 del Hospital Regional San Juan de Dios.
Los 68 contratos de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM), que fueron obtenidos mediante un financiamiento del Banco Mundial, fenecieron el día viernes, lo que implica que los pacientes de estas salas COVID de terapia intensiva no recibirán la atención médica correspondiente: “Personalmente el Gobernador advirtió que ya estaban por concluir los contratos, la nota la envió el 7 de septiembre. También el Servicio Departamental de Salud (Sedes), ha remitido la solicitud que hizo el hospital para la contratación de estos profesionales”, explicó Vacá, e informó que se aguarda una pronta respuesta del Ministerio de Salud sobre la situación de la recontratación o no del personal de salud. “Esto corresponde al Gobierno Nacional, no nos corresponde a nosotros, porque son recursos vía Banco Mundial, el gobierno departamental no puede asumir porque no tiene los recursos para estos contratos de especialistas para la atención de terapia intensiva”.


La Secretaria de Desarrollo Humano dejó en claro que estos contratos se deberían renovar cada tres meses y son de entera responsabilidad del Gobierno Nacional, por eso la gobernación la pasada semana realizó las gestiones advirtiendo que los contratos estaban concluyendo y existe la necesidad de la recontratación de los mismos: “Estamos en pandemia y necesitamos habilitar las 23 camas que estaban funcionando en terapia intensiva, con esta disminución de contratos solamente funcionarían 13 camas y dado que todavía tenemos contagios, hay un índice de internación bastante grande, entonces debería recontratarse al personal, como Gobernación hemos hecho todas las gestiones”.
Agregó que el problema será más álgido en caso de que haya un aumento de contagios y pacientes que requieran internación en terapia intensiva, que en su mayoría son personas que no recibieron su vacuna para prevenir la complicación del coronavirus y salvar sus vidas.