Gobernación y Sedes esperan que no se concrete el cierre de Terapia Intermedia de la Sala COVID-19

0
0

La Gobernación de Tarija y el Servicio Departamental de Salud (Sedes) esperan que no se concrete el cierre de la sala COVID-19 de Terapia Intermedia en el Hospital Regional San Juan de Dios, esto ante la falta de recontratación del personal de salud por parte de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem).

El gobernador de Tarija, Oscar Montes, señaló que por ejemplo la Gobernación contrató más de 600 ítems para el sector salud, en virtud a una ley departamental del año 2015, que autoimpone la contratación de personal médico, lo cual es competencia del gobierno nacional.

“No tengo idea porqué la Asamblea sacó esa ley, afectando los ingresos del departamento, en una competencia que es del gobierno nacional, de momento (personal) que estaba con estos contratos Aisem, es gente que ha sido contratada ante la emergencia del COVID, yo me imagino que el gobierno estará pensando que ya no hay tanta emergencia y es por eso que los está dejando sin efecto”.

Montes, sostuvo que este es un tema que amerita una discusión a nivel nacional, porque a su criterio no es posible que las regiones sigan asumiendo competencias que son del nivel central del Estado, ya que los recursos departamentales no alcanzan para cubrir estos gastos.

“De los contratos de la gobernación no están cesantes, solo que hay un trámite que cuando se acaban los que son temporales o eventuales hay que hacer un trámite para volverlos a contratar, de momento se va a contratar, pero vamos a ir reduciendo porque hay mucha gente que paga la gobernación y está en el primer y segundo nivel de gobierno en eso no tenemos nada que hacer, la responsabilidad nuestra es administrar tercer nivel y tampoco es administrar personal de tercer nivel, sino es equipamiento, infraestructura y medicamentos”.

Por su parte el director del Sedes, Álvaro Justiniano, sobre el posible cierre de la Sala de Terapia Intermedia de COVID-19, afirmó que se deberá realizar un estudio y un Consejo Técnico del Hospital Regional San Juan de Dios, junto a sus autoridades ejecutivas, deben realizar un análisis técnico para proceder o no al cierre.

“Todo estará en función a las necesidades y a que se establezcan las condiciones como para poder hacer el cierre de un servicio que es tan importante, yo entiendo que no ha pasado la pandemia y por lo tanto es un tema que se tendrá que considerar y lo vamos a evaluar”.

Justiniano, dijo que, si la preocupación es la renovación de los contratos Aisem, que siempre han generado duda, desde el mismo hospital fue enviada la solicitud al Ministerio de Salud para que el personal sea recontratado, al igual que del Sedes y el propio gobernador envió una carta.

“Ya se han hecho todas las gestiones para que existan los ítems para atención de los pacientes, esperamos que eso llegue en el tiempo adecuado para evitar cualquier tipo de problema que se presente”.