La disputa del mezcal que pone en riesgo el futuro de más de 30.000 familias

0
381

Editor: Plus redes 30–10:18

Los productores de mezcal protagonizan una disputa con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) por la denominación de origen de la bebida tradicional, que da sustento a miles de familias en el país.

El reclamo, ocasionado por la inclusión de tres estados a dicha denominación, alcanzó el martes su punto más álgido al registrarse un enfrentamiento entre policías y un grupo de mezcaleros que protestaban en la Ciudad de México, liderados por el gobernador de Oaxaca.

Estas son las claves de la ‘batalla’ que tiene como objeto en discordia a la ancestral bebida.

El origen de la disputa

A principios de agosto el IMPI incluyó en la Denominación de Origen Mezcal (DOM) a 23 municipios de Morelos, 15 del Estado de México y seis de Aguascalientes.

La resolución permite a los productores de esos municipios destilar, procesar, envasar y comercializar la tradicional bebida , cuya denominación incluía originalmente a Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Durango, Guanajuato, San Luis Potosí, Zacatecas y Puebla.

¿Qué es una denominación de origen?

La Ley de la Propiedad Industrial define el concepto de la Denominación de Origen así:

“Se entiende por denominación de origen, el nombre de una región geográfica del país, que sirva para designar un producto originario de la misma, y cuya calidad o característica se deban exclusivamente al medio geográfico, comprendiendo en éste los factores naturales y los humanos”.

30.000 familias en riesgo

La Cámara Nacional de la Industria del Mezcal (Canaimez) y el Sistema Producto Maguey Mezcal Nacional se oponen a que el IMPI otorgue la ampliación de la DOM a favor de Morelos, el Estado de México y Aguascalientes.

Argumentan que dicha ampliación se otorgó sin involucrar el sector mezcalero, los pueblos del mezcal y las comunidades indígenas que lo integran, y denuncian en un comunicado un «atropello” contra miles de familias productoras de la bebida.

Los productores dicen encontrarse ante el riesgo de que la Organización Mundial de la Propiedad Industrial (OMPI) cancele la DOM, lo que afectaría “las condiciones de vida de más de 30.000 familias dedicadas al cultivo y producción de mezcal en zonas de alta y muy alta marginalidad socioeconómica”.

El mezcal es una de las bebidas más populares oriundas de México. Veamos siete datos de este conocido destilado de fama mundial. Un adelanto: es muy cercano con el tequila.

El maguey, el inicio de todo

Esta planta, de acuerdo con estudios, se utiliza en Mesoamérica desde hace más de 9.000 años. De acuerdo con el Consejo Regulador del Mezcal (CRM), su uso no solo se ha remitido a la elaboración de bebidas alcohólicas, sino que de ella se obtiene alimento, ropa y calzado. El maguey se emplea incluso para la fabricación de adobes y sus espinas se usaban como clavos y agujas para rituales.

El maguey es una palabra de origen taíno, adoptada por los españoles en el siglo XVI. En 1753, el naturalista sueco Carlos Linneo llamó a estas plantas Agave, un término de origen griego traducido como «admirable».

Su utilidad era tal que las civilizaciones precolombinas de Mesoamérica le atribuyeron una deidad: Mayahuel, la diosa del maguey.

El origen del nombre mezcal

Según el CRM, este vocablo pertenece a la lengua nahuátl, de origen precolombino, que aún se emplea en vastas comunidades de Mesoamérica.

Es el término mexcali, que, a su vez, se deriva del vocablo metl, que significa maguey, e ixcalli, que significa cocido.

Las tres teorías de cómo surgió

El pulque, el tesgüino y el pozol son bebidas fermentadas precolombinas que aparecen registradas en códices y fuentes coloniales. Sobre el origen del mezcal hay tres versiones que el CRM detalla.

La primera asegura que, en el siglo XV, los españoles introdujeron el alambique de cobre con serpentín, de origen árabe y empleado en Europa para obtener destilados. Luego de hallar el maguey, comenzaron a procesarlo con ese alambique.

La segunda afirma que fueron marineros filipinos del siglo XVI, que llegaban a los puertos de Colima y Jalisco desde Manila. Llevaban destiladores para hacer aguardiente de coco, pero en los puertos de arribo lo reemplazaron por el maguey.

La tercera, más reciente, indica que hay indicios de que el proceso de destilación se desarrolló en Mesoamérica, entre los años 1.500 y 1.000 A.C.

 

Deja un comentario