SAN JUAN DE DIOS 2

La UTI del Hospital San Juan de Dios tiene una de las mejores tasas de recuperación del país

Hace un año y nueve meses el mundo registró el primer caso de SARS-CoV-2 en la ciudad de Wuhan, en la República Popular de China. Desde entonces, millones de personas alrededor del globo se infectaron con el virus, que según datos oficiales habría generado alrededor de 4.5 millones de decesos en el planeta. Durante muchos meses el mundo casi en su totalidad estuvo paralizado por cuarentenas rígidas decretadas en varios países. Aunque más suaves, las medidas de restricción y distanciamiento social continúan en muchos países.


La enfermedad del coronavirus tiene cuatro fases, la gran mayoría de los pacientes atraviesa por la primera y segunda fase, mientras que un porcentaje más reducido llega a la tercera y cuarta fase. Es en estas dos últimas fases que el paciente necesita ser internado en las unidades de terapia intensiva (UTI´s). En el caso del departamento de Tarija, la UTI del Hospital Regional San Juan de Dios (HRSJDD), reportó el ingreso diario de entre 2 a 3 pacientes a sus instalaciones durante los último tres meses. En los picos de la pandemia este número se duplicaba alcanzando los 6 pacientes diarios, muchos de los cuales llegaban después de probar medicamentos caseros e incluso polimedicados sin la supervisión de un especialista.
La directora del HRSJDD, Dra. Shirley Cuenca, informó que en esta unidad los médicos y enfermeras responsables hacen una labor digna de destacar, cumpliendo horarios largos, en la gran mayoría de los casos sin descanso: “Hacen un trabajo arduo, tiene que estar con todo el equipo de bioseguridad, durante varias horas atendiendo sin descanso a los pacientes, no solo hacen su trabajo profesional sino con la calidez humana que permite que los pacientes sientan el cariño con el que se les atiende”. En la UTI del hospital San Juan de Dios el monitoreo de los pacientes es intensivo durante las 24 horas del día, lo que generó uno de los porcentajes más altos de recuperación de todo el país: “De cada 10 pacientes internados de terapia intensiva, 6 pacientes son dados de alta, esa es una gran tasa de recuperación de nuestros pacientes, porque este es un trabajo de un equipo multidisciplinario que atiende varios factores de los internados”, explicó Cuenca.


La directora del hospital compartió historias de vida de las personas que vencieron el Covid, después de pasar entre 30 a 60 días de internación, en varios casos, son personas que llegan desde las provincias acompañados por sus familiares que se quedan a dormir incluso en carpas fuera de la unidad de cuidados intensivos esperando el informe médico. Uno de los casos sobresalientes es el de Roxana Iturri, quien llegó desde Villa Montes y se encontraba en estado de gestación cuando fue internada, permaneciendo 30 días en terapia intensiva: “La historia de Roxana es muy linda, ella es una mujer muy luchadora, estuvo internada más de un mes, embarazada. Siempre fue positiva, después de dos semanas de recibir el alta médica nació su bebé en Villa Montes y el niño se encuentra muy bien, se llama Salvador y la mamá está muy feliz con su hijo. Esas historias nos dan mucho ánimo para seguir fortaleciendo las áreas de terapia intensiva y a todo el personal”.Cuenca dijo que de manera paralela al cuidado y atención que realiza el personal médico, también dio excelentes resultados la autorización del ingreso de un familiar que acompaña por determinado tiempo al paciente, los médicos observaron que muchos pacientes sedados reaccionaron favorablemente, después de escuchar o sentir la presencia de un ser querido: “Cuando ingresa un familiar de ellos, los pacientes sueltan lagrimas o aprietan la mano, como si entenderían lo que les están diciendo, por eso permitimos que ingresen familiares a verlos y está dando buenos resultados”.


Cabe aclarar que los pacientes que vencen al coronavirus y salen de la UTI, son trasladados a la unidad de terapia intermedia, para pasar otro periodo de observación y luego reciben el alta definitiva para que regresen a sus hogares junto a sus familiares. A partir de la fuerte campaña de vacunación promovida por la Gobernación el hospital registró una disminución considerable de pacientes internados en cuidados intensivos debido al COVID-19, sin embargo, la dirección del hospital San Juan de Dios y todo el personal médico ratifica su compromiso de servicio y atención todos los ciudadanos que requieran los cuidados hospitalarios para vencer la pandemia.

Tags: No tags

Comments are closed.