Programa de Empleo Productivo prevé beneficiar más de 1.000 personas en Bermejo

0
1

La jornada de este martes en la ciudad de Bermejo se llevó adelante la socialización del Programa de Empleo Productivo que es impulsado por la Gobernación de Tarija. En la ocasión, autoridades departamentales han proyectado que esta iniciativa llegará a beneficiar a unas 1.000 personas, pero que inicialmente se está arrancando con 200 beneficiarios.
El gobernador del departamento de Tarija, Adrián Oliva, agradeció a los aliados estratégicos del programa, organizaciones gremiales, constructores, la Cámara Hotelera, que han tenido esa apertura para poder generar espacios de trabajo para las personas que están desempleadas.
“Esta iniciativa es una más, del conjunto de medidas que hemos ido tomando hace tiempo para poder apoyar a la reactivación económica que demanda el departamento producto de la afectación que hemos sufrido con la pandemia. Hemos hecho un esfuerzo en la pandemia para poder asumir el costo de los servicios básicos de gas y energía, hemos hecho un esfuerzo para poder transferir un bono a las mamás jefas de hogar, hemos hecho un esfuerzo con algunos sectores como la cultura y deporte”, recordó Oliva.


Oliva resaltó que ahora con el lanzamiento del Programa de Empleo Productivo se estima llegar a beneficiar a unas 1.100 personas en Bermejo, pero que se está iniciando con 200 beneficiarios, pero además con el concurso y apoyo del sector privado.
La secretaria de Desarrollo Productivo de la Gobernación, Lily Morales, detalló que esta iniciativa está dirigida para personas no profesionales, en donde los beneficiarios trabajarán durante tres meses en alguna empresa privada ganando el salario mínimo que será cubierto por la Gobernación, pero al culminar ese periodo serán las mismas empresas quienes den la continuidad laboral al empleado.
Por su parte, una de las beneficiarias con dicho programa, Adriana Aquino, agradeció al gobernador Oliva por impulsar dicha iniciativa, ya que permitirá que llegará a beneficiar a varias persona que se han quedado sin una fuente de ingreso durante la pandemia a causa del Covid-19.