Sistema de riego Guadalquivir – Cenavit – Calamuchita fortalecerá la producción agrícola del valle central

0
247

Después de 16 años de déficit hídrico en el valle central de Tarija, la construcción del sistema de riego Guadalquivir – Cenavit – Calamuchita apunta a garantizar este líquido elemento para regar alrededor de 4.000 hectáreas de cultivos agrícolas. Este proyecto que es impulsado por la Gobernación a la fecha registra un avance físico del 82 por ciento.

Este proyecto consiste en la construcción de un sistema de riego por gravedad con capacidad de conducción de 3.500 litros por segundo para regar 3.557 hectáreas, sin embargo, de acuerdo a las modificaciones realizadas, se estima que va alcanzar a las 4.000 hectáreas de riego.

La obra está orientada a regar áreas de cultivo  de productos de alto valor comercial, principalmente de la vid, materia prima en la industria vitivinícola del departamento de Tarija y constituirla como uno de los pilares fundamentales en la nueva economía departamental.

Con un avance físico del 82% y financiero del 52,2 por ciento, se prevé entregar el proyecto entre agosto y septiembre de la presente gestión. Esta obra, representa una inversión total de 209.387.547,59 bolivianos, ha sido financiado a través de un mecanismo de financiamiento privado de obras.

Durante las pruebas hidráulicas del proyecto, acto que se desarrolló el 22 de mayo en la comunidad de El Tempora y El Ancón, productores y beneficiarios del sistema de riego recordaron con tristeza, que este proyecto se encontraba paralizado y con riesgo de resolución de contrato. Sin embargo, con la política departamental de reactivación económica, el gobernador Adrián Oliva, alcanzó importantes acuerdos con la empresa ejecutora y la construcción se reinició.

El gobernador Oliva manifestó que esta es una obra de alto impacto, que está pensada en poder impulsar al sector productivo, mirando el futuro del departamento más allá del gas, beneficiando a miles de familias generando ingresos y empleos a partir de su esfuerzo.

“Esto genera un impacto extraordinario para el municipio de Uriondo, para 16 comunidades que van a tener la oportunidad de ampliar la frontera agrícola y desarrollar productos de alto valor, entre ellos la uva, y otros que se van a aprovechar de las aguas que estamos trasladando desde la altura de El Temporal”, refirió Oliva.

Comunidades como Muturayo, Ancón, La Angostura, La Compañía, La Higuera, San Nicolás, Chorillos Bajo, Nuevo Amanecer, Fuerte la Compañía, Pampa la Villa Chica, Colón Norte, La Pintada, Valle Bajo, Calamuchita, El Valle, y Ancón Grande, serán las principales beneficiarias del proyecto.

La autoridad dejó entrever que el sistema de riego tecnificado en el valle central constituye en una poderosa herramienta para potenciar la producción de uva como materia primera de la principal industria de la región, que además es la identidad de los tarijeños.

El director del Servicio Departamental de Gestión Integral del Agua (Sedegia), Alfonso Blanco,

Deja un comentario