Todos están sanos Gobernador Oliva despide a repatriados de Chile que cumplieron cuarentena

0
42

La mañana de este martes el gobernador del departamento de Tarija, Adrián Oliva, ha despedido a los 25 ciudadanos tarijeños que cumplieron su cuarentena tras haber sido repatriados desde Chile. Ninguna de estas personas es portadora del Covid-19.
Oliva detalló que estas personas han estado 14 días en aislamiento voluntario, y que ninguna presenta síntomas. Remarcó que lo que se hizo es cumplir los protocolos y que en el transcurso del día serán trasladados a cada uno de sus municipios.


“Vamos a hacer que cada uno de ellos pueda estar junto a sus familias, esto nos alegra. Ellos en algún momento han sido hostigados por alguna gente, algunas autoridades han rechazado que lleguen a sus municipios de origen y esto debe servirnos de lección, no tenemos que perder nunca la humanidad, la solidaridad, el respeto”, enfatizó Oliva.
La autoridad departamental manifestó que cuando existe una persona enferma se la debe curar y no expulsarla, no castigarla ni discriminarla, tampoco criminalizarla.
“Escucho hablar tanto de discriminación en este país, y a la hora de la verdad decimos mucho y actuamos en contra, entonces que sirva esto de lección para que podamos ser más solidarios, a respetar a nuestros hermanos y entender que nadie está libre de una situación de este tipo”, refirió Oliva.
Eli Mercado, quien pertenece a la provincia O’Connor, detalla que por necesidad fue a trabajar a Chile, pero al estar allá se dio el brote de coronavirus, entonces al retornar a Bolivia, tuvieron que atravesar varias situaciones humillantes, entre la discriminación e incluso sufrir por 4 días el hambre.
“Habían muchas personas, entre ellos cambas, cochabambinos y los más poquitos éramos los de Tarija, hemos vivido mal en Pisiga (frontera de Bolivia), nos han tratado mal, hemos estado 4 días sin comer”, relata Mercado, con lágrimas entre los ojos.
Mercado señala que lo único que buscaba era volver a encontrarse con sus hijos y su familia, sin embargo, al llegar a Tarija han tenido que ser escoltados por policías, porque algunas personas ignorando la situación fueron a prender fuego en las afueras del estadio IV Centenario pensando que porque al estar ahí aisladas podían contagiar a los vecinos.
Al igual que Mercado, otras 24 personas más tienen una historia que contar, pero esperanzados que en las siguientes horas verán a sus familias, agradecen al gobernador Oliva por haberlos acogido y no discriminado como lo hicieron en sus propios municipios.

Deja un comentario